El dólar saltó de entrada, influido por las noticias de afuera y el desplome temprano de los bonosEconomía 

El dólar saltó de entrada, influido por las noticias de afuera y el desplome temprano de los bonos

En las mesas de dinero de los principales bancos que operan en Buenos Aires no podían creerlo. El primer precio del dólar que apareció en las pantallas ya estaba 4% por encima del día anterior. El mercado ya había leído lo que pasaba con el dólar en el mundo -se fortalecía frente al resto de las divisas- y el riesgo país amanecía muy cerca de los mil puntos. Volvieron a escucharse quejas por la amplitud de la banda cambiaria, que solo le permite al Central actual, en el mercado de contado, cuando la cotización supera los $ 51,45.

Conscientes de esos reclamos, la posición de las autoridades es que no sería conveniente intervenir en el mercado para ponerse en contra de la corriente. Y menos si el dólar se aprecia frente al resto de las monedas, como está ocurriendo en estas horas. “Si le ponemos tope al dólar le estamos abaratando la dolarización a los que quieren irse. Si alguien quiere dólares, que pague el precio que fije el mercado, y no el Central”, se defienden.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Esta pequeña escena de la vida cotidiana en el mercado financiero, de la que Clarín fue testigo directo, sintetiza una de las principales quejas del mercado: la imposibilidad del Banco Central de actuar en días de altísima volatilidad y tensión.

Como se sabe, el Central solo podrá vender, a razón de 150 millones de dólares por día, si el dólar mayorista supera los $ 51,45. Hoy, ese dólar (a las 12.44) está en $ 45.37. Es decir, hay un 13% de distancia entre el precio actual y el techo de la banda cambiaria.

Mirá también

El episodio de la suba abrupta del tipo de cambio con poco dinero ya se había observado el año pasado, cuando en varias oportunidades el Banco Central no podía intervenir por expresa prohibición del Fondo Monetario Internacional. Esa luz roja fue violada por el ex presidente del Central, Luis Caputo, aunque avisando que tras romper el impedimento firmaba su renuncia al cargo.

Cotización del dólar en la city porteña. /Fotógrafo de Clarín

En fuentes oficiales subrayan: “Nosotros no tenemos las manos atadas pero eso no implica que el tipo de cambio no pueda moverse: con un riesgo país aumentando 100 puntos en un día y una suba del dólar del 3,5% (el miércoles) en un país con inflación de 4% mensual, no pareciera ser una exageración. El real se deprecio la mitad, pero su deuda no se movió y su inflación es 10 veces menos que la nuestra” Para el mercado ese razonamiento es correcto, pero tal vez inadecuado para un momento como este, en el que el Gobierno se está jugando la continuidad en el poder.

Articulos relacionados