A falta de Messi, Suárez la rompió y Dembélé fue su socio perfectoEspectáculos 

A falta de Messi, Suárez la rompió y Dembélé fue su socio perfecto

Hace cuatro días cuando el equipo la pasaba mal en Sevilla Lionel Messi se vistió de superhéroe y ganó el partido con un unipersonal fantástico: goles de tiro libre, de derecha, con un toque suave. Y un pase perfecto para que su amigo Luis Suárez coronara la historia. Un partido en el que el Barsa había jugado mal lo ganaba por Messi.

En el Santiago Bernabéu por la revancha de semifinales de la Copa del Rey el equipo de Ernesto Valverde volvió a quedar en deuda en cuanto al juego. Pero fue letal, ganó 3-0, pasó a la final. Y encima no necesitó del argentino. 

A falta de Messi, fueron Suárez y Dembélé los encargados de darle poder de fuego al ataque culé. El francés desbordó en el primero y en el segundo gol del uruguayo. En el 3-0 Luisito se encargó de ponerle un moño al penal que le habían hecho y la picó con clase, a lo Abreu, su compatriota. 

Sí, Barcelona festejó en el Bernabéu, goleó al Real Madrid, no necesitó jugar bien ni a Messi. En esta ocasión fueron sus compañeros los que salvaron al crack argentino.

Articulos relacionados