El laboratorio que pasó de la sustitución a la exportaciónEconomía 

El laboratorio que pasó de la sustitución a la exportación

Biocientífica es una compañía de biotecnología que desarrolla, produce y exporta reactivos de diagnóstico in vitro,  algunos de los cuales también importa y comercializa, junto con  reactivos de investigación biomédica, de mejoramiento agropecuario y equipamiento de laboratorio. Abarca una diversidad de campos de actividad: salud humana, estudios forenses, agro biotecnología (salud animal, plantas y semillas), estudios de suelos y alimentos.

Fundada por el Dr. Roberto Sedlinsky, la empresa hoy emplea 38 personas y está incorporando a su tercera generación. Fue finalista de los Premios PYME, en la categoría PYME Familiar. Pero todo comenzó mucho antes, con la necesidad de sustituir importaciones.

1983. Hacía un año que había terminado la Guerra de Malvinas, y el doctor Sedlinsky era importador de reactivos para diagnósticos para uso humano. Había estallado la crisis de la deuda externa, con permanentes devaluaciones del peso, y las condiciones para importar se endurecieron. “En ese momento, viajé a Estados Unidos y me dijeron que se reducían todos los créditos que nos habían otorgado. Volví y pensé que era necesario comenzar a fabricar en la Argentina. Armamos una empresa, y nos asociamos con la Universidad de Buenos Aires, que nos apuntaló con el conocimiento y comenzamos a fabricar lo que estábamos importando. Y nos fue bien”, rememora.

De a poco, Sedlinsky y su equipo, incluida su mujer Silvia Gloria Kaplan, comenzaron con los primeros productos: se enfocaron en el diagnóstico de enfermedades autoinmunes, e infecciosas de difícil detección, así como la medición de proteínas plasmáticas de interés clínico. Más adelante, en los años ’90, Biocientifica comenzó a cerrar a acuerdos de importación con empresas Estados Unidos y Europa, a fin de complementar sus productos propios con la comercialización de una gama adicional de alta tecnología.

“Al principio alquilamos un local. Empezamos a armar un laboratorio, y comenzamos a fabricar. Hasta que en el año 2000 recibimos el apoyo del CONICET que nos ayudó a construir una planta”, cuenta. El nuevo milenio los encontró inaugurando una división de Biología Molecular, así como comercializando productos para aislamiento, purificación y ácidos nucleicos, entre otros, y expandiendo sus campos de trabajo a otras áreas, como estudios forenses, agro biotecnología, estudios de suelos y alimentos.

“Hoy exportamos a destinos diversos en varios continentes como Uruguay, España, Alemania, India, Egipto, certificados por notas ISO 9100 e ISO 13485. Exportamos entre 45.000 y 50.000 dólares mensuales”, detalla Sedlinsky. “Nuestros productos son de alta complejidad y estamos todo el tiempo trabajando en su desarrollo. Ahora estamos trabajando en productos para determinar con una amplia anticipación enfermedades como la tuberculosis o sífilis, que tienen un periodo de incubación muy largo. Si se las puede detectar en las fases iniciales es mucho más factibles no contagiar a otros”.

Biocientifica cuenta con 38 empleados, y está trabajando en su tercera generación: Sedlinsky trabaja con su hijo, Pedro, y una nieta, Gabriela Bortz. La empresa cuenta con una red de comercialización propia y exporta sus productos a 19 países.

Si bien la actividad a lo largo de varias décadas incluye tanto herramientas de innovación como de impacto social, Biocientífica fue finalista en la categoría de PYME Familiar porque, con un organigrama donde ya confluyen tres generaciones: la primera, del fundador y su esposa, con el actual rol de consultores; la segunda, con directores administrativos (Pedro Sedlinsky y Jaime Bortz) y la tercera generación donde otra nieta, Helena Sedlinsky, integra la conducción como Directora Suplente de departamento de Contaduría.

Los Premios PYME son una una iniciativa conjunta de Clarín y Banco Galicia, que tiene como objetivo reconocer y distinguir a micro, pequeñas y medianas empresas por su contribución en el desarrollo económico y social de la Argentina. En su tercera edición, fueron distinguidas tres categorías: PYME Innovadora, Familiar y PYME de Alto Impacto Social y/o Ambiental. Sobre las 300 empresas que se presentaron, Biocientífica fue una de las nueve finalistas.

Articulos relacionados

Leave a Comment